Este es el método para que la convivencia entre humanos y perros vuelva a tener sentido.

¿Cómo nos sentiríamos si nos apartaran de nuestro medio natural, nos trataran como inútiles, no nos comprendieran, nadie se comunicara con nosotros o sólo lo hiciera para que nos sentáramos sin motivo?
¡Pues muy mal!
Los perros que saltan de alegría cuando entramos en casa, nos lametean la mano para mostrar su cariño y nos siguen a todas partes…
¡¡Proceden, ni más ni menos, que de los lobos!!

Lobos que viven libres en la naturaleza, sacian sus instintos a diario, afrontan retos y viven felices en comunidad mejor que las propias personas. Nuestro perro no es más que un “lobo descafeinado” que ha sido usado por el hombre a lo largo de la historia. Ya no caza ni corre para sobrevivir, no se comunica con otros de su especie y apenas lo entendemos. La mayoría de veces se aburre dormitando, frustrado al lado del sofá  mientras espera a que le saquemos un rato a la calle… ¿Eso es vida?
Podemos tratarlos de una manera digna, no solo enseñándoles con comida o comprando juguetes , si no comunicarnos con ellos, darles una buena educación, integrarles en nuestro entorno y disfrutar y realizar actividades con ellos.
Conseguiremos tener un trocito de naturaleza en nuestra casa.
Un trocito de naturaleza feliz, tranquilo, listo para disfrutar con nosotros y alegrarnos la vida.

lobo en la naturaleza
perro (lobo descafeindao) en la naturaleza
Cerrar menú