Caso urgente – Solución eficaz

Juanma contacto conmigo con cierta urgencia. Su perro no se quedaba tranquilo en casa y los vecinos contactaron con el diciéndole que estaban hartos de los ladridos y llantos que se oían todo el día e iban a llamar a la policía para tomar medidas.
Me llamo el lunes y al día siguiente fui a su domicilio. Me hablo de que acaba de mudarse a la comunidad y que por culpa de su trabajo el pobrecillo de su perro tenía que permanecer toda la tarde solo en su casa.
Bueno había que poner una solución y trabajamos en ello. Lo primero es trabajar el tiempo que estaban los dos en casa, hicimos un programa para adaptarlo a su vivienda y gastar su energía y frustración. Luego lo educamos para que permaneciera tranquilo en casa, tal y como ocurre en los perros que viven libres en la naturaleza. Tiene que permanecer tranquilos y callados hasta que su madre regresa. No utilizamos ninguna herramienta extraña, ni jaula, ni collares milagrosos, ni nada por el estilo, solo educarlo como ocurriría en la naturaleza. Una sesión tratando el problema directamente.
A los dos días contacte con Juanma. Siguió el programa a raja-tabla y esa misma mañana el vecino de al lado que era el que más sufría el problema le dijo que si aún tenía el perro, él le dijo que con ayuda profesional soluciono el problema. Un orgullo para mí y un buen trabajo realizado por su dueño, este perro tiene futuro en Alacuás Valencia